Dymsa Ingeniería servicio de automatización industrial

Visión Artificial Industrial

Visión Artificial

La Visión Industrial o Visión Artificial Industrial abarca la informática, la óptica, la ingeniería mecánica y la automatización industrial. Sus aplicaciones integran sistemas de captura de imágenes digitales, dispositivos de entrada/salida y redes de ordenador para el control de equipos destinados a la fabricación, tales como brazos robóticos.

Los sistemas de Visión Artificial se destinan a realizar inspecciones visuales que requieren alta velocidad, gran aumento, funcionamiento las 24 horas del día o la repetitividad de las medidas. El objetivo de un sistema de inspección por Visión Artificial suele ser comprobar la conformidad de una pieza con ciertos requisitos, tales como las dimensiones, números de serie, la presencia de componentes, etc.

En Dymsa Ingeniería, situados en Loriguilla, hemos desarrollado y puesto en funcionamiento diversos proyectos en este campo, colaborando con expertos en la materia para dar la solución más fiable y funcional a nuestros clientes.

Industrias implicadas en proyectos de Visión Artificial:

  • Industrias de la alimentación.
  • Industria de automoción.
  • Electrónica.
  • Industria farmacéutica.
  • Packaging.
  • Otras industrias.

Aplicaciones de la visión.

Forma o apariencia. Control de la conformidad

Detección de defectos. Elementos discretos


La detección de defectos puede ser considerada como un caso especial de control de la conformidad, en el que los objetos no ofrecen formas específicas caracterizables. Ejemplos, la inspección de baldosas cerámicas en la etapa previa al esmaltado para detectar defectos en la superficie como rugosidades, o el uso de infrarrojos para la inspección de defectos de botellas de vidrio.

Control por colores


La inspección por color se utiliza ampliamente en la industria farmacéutica para confirmar que la tableta o píldora de color se ha colocado en el embalaje correcto.

Medidas unidimensionales o bidimensionales


Las mediciones bidimensionales se pueden realizar mediante la superposición de calibres ópticos sobre la imagen del producto. La medición por este método es muy rápida porque no hay movimiento mecánico, y el posicionamiento exacto del objeto a medir no es crítico (el sistema puede determinar el desplazamiento X e Y del objeto y el grado de rotación). El número de píxeles de la imagen se puede aumentar mediante el uso de cámaras de muy alta resolución y obtener así mediciones más precisas.

Técnicas tridimensionales


También se puede obtener información tridimensional mediante el uso de visión estereoscópica  automatizada.

Reconocimiento de caracteres


El reconocimiento de caracteres se puede basar en técnicas de correlación simple (comparación), sin conocimientos especializados de la forma en que los caracteres individuales se forman, o se pueden usar algoritmos más avanzados de inteligencia artificial.

Los sistemas de visión también pueden ser usados para leer códigos de barras con un mayor grado de confianza que un escáner láser. Incluso si una gran parte del código de barras está oculto por suciedad, un sistema de visión, por lo general, puede leerlo, mientras que un lector de códigos de barras convencional no.

Además de códigos de barras, los sistemas de visión también se usan para leer códigos matriciales de dos dimensiones, donde los códigos pueden contener mucha más información que un código de barras unidimensional.

Reconocimiento de piezas o componentes del producto


El reconocimiento de piezas o componentes puede ser usado para identificar qué partes deben ser sometidas a cada proceso. Por ejemplo, un sistema de visión puede discernir entre las diferentes piezas de un elemento e instruir a un robot para el correcto montaje del elemento.

Guiado predeterminado


El guiado predeterminado se caracteriza por una situación en la que una cámara azimutal toma una instantánea de la escena y el sistema de visión dirige un robot para que recoja o deje un objeto en una posición concreta. A continuación, el robot obra a ciegas. Una aplicación típica incluye tareas de paletización de objetos pesados, tales como bloques de motor y cigüeñales, pero también puede incluir trabajos mucho más ligeros, tales como el embalaje de chocolates.

Guiado continuo


El guiado continuo implica una cámara montada sobre el brazo o la mano del robot y el camino del robot está continuamente corregido por el sistema de visión. Una aplicación común es el guiado de la soldadura por arco, pero la técnica puede utilizarse también para controlar el camino en la aplicación de selladoras o pegamentos por robots.

Hay muchas justificaciones para la utilización de la Visión Artificial:

Costes de los materiales


En la mayoría de las aplicaciones, evitar la producción de piezas defectuosas mediante el uso de un sistema de visión industrial tendrá un período de amortización muy corto.

Costes de la mano de obra


La reducción de la mano de obra es también un importante ahorro de costes, ya que muchas de las tareas realizadas por la visión industrial pueden sustituir a personas directamente.

Costes de la calidad


La creciente conciencia del costo de la calidad a través de las normas IS09001, significa que el uso de la Visión Artificial puede ofrecer un estándar más objetivo, fiable y consistente en la inspección de productos.

La Visión Artificial siempre reduce costes de producción. Ya sea por una mejora en la calidad de producto o bien por permitir la automatización de procesos industriales que no serían posibles con otras tecnologías.

Dymsa Ingeniería visión artificial de camión grúa
Pida más información sobre nuestros servicios.
Escríbanos